sábado, 8 de febrero de 2014

Cerro de San Pedro ... CR2, CR4, CR5

Buen lugar para el entrenamiento en fatiga ... física y mental
Colmenar Viejo, 8 de febrero de 2014

Ya he escrito en este medio acerca de las oportunidades que nos brinda el Cerro (o Pico) de San Pedro para los entrenamientos de carreras por montaña; independientemente de la disciplina (KV, media o larga distancia) sus escarpadas laderas nos permiten realizar en un corto espacio (2,5 km) un ascenso positivo de 400 metros; a estas ventajas, otras se añaden: cercanía a Madrid (35 km), latitud más meridional respecto al macizo principal de la Sierra del Guadarrama, con unas vistas espectaculares a toda "La Cuerda Larga"; en fin, un buen sitio para entrenar.

¿De dónde viene los CRx? (vease x como el númetro de ascensos de forma consecutiva) Pues de un primer intento de culminar 7 subidas (CR7) por parte de Los Bandoleros de Guadarrama ... y aquello del juego de siglas con el jugador de football. 

Esta entrada del blog tiene un doble objetivo; por un lado, describir lo que para un corredor popular es el denominado entreno en fatiga (olvidaros de encontrar un ejercicio empírico de este modelo de entrenamiento); por otra parte, describir los 2 principales sitios de acceso al Cerro de San Pedro para las zonas de subida a su vértice geodésico (1.425 m.) y contemplar la belleza de la Sierra del Guadarrama desde esa fenomenal atalaya.

1, 2, 3, 4 ... 5 resiliencia 
Pero vayamos desgranado por partes los objetivos marcados.

1.- entrenamiento en fatiga:

La verdad es que hasta hace unas semanas podía imaginarme el término, más o menos, y las conclusiones de esta modalidad de entreno; bueno, la verdad es que si uno quiere empezar a disfrutar (sí, sí, digo bien, disfrutar) de las largas carreras por montaña (ultra trail, referido a carreras con distancia superior a un maratón pero que pueden llegar a 200 millas como es el caso de Tor des Geants) tarde o temprano deberá llegar a este tipo de entrenamientos donde la clave está en acostumbrar al cuerpo (entrenamiento, la disciplina que engaña al cuerpo) a esa disminución del rendimiento cuando el ejercicio es prolongado, acción indudable que sucederá sí o sí en una larga distancia.

"La jefa" lleva programándome estos entrenamientos en las 3 últimas semanas y se van notando. 

Es notorio que para un corredor popular, o sea del montón como yo, ha sido fundamental buscar asesoramiento y concierto a esta alocada y desenfrenada manera de gestionar la pasión por la montaña en esta bella y dura disciplina como es la carrera por montaña. Ese punto de empezar a disfrutar, organizar el esfuerzo y gestionar las pasiones, en su línea adecuada, me está permitiendo encontrarme con más seguridad es aspectos fundamentales como los descensos, los largos y prolongados ascensos, buscar ese ritmo medio fundamental en la larga distancia y, en estos últimos días, preparar el cuerpo y la mente para la fatiga.

(fatiga) seguir, seguir: el cuerpo mejorará. No se ve.
Quiero usar un concepto como es la resiliencia para describir lo que realmente siento cuando trabajo de forma continua durante varias sesiones de entrenamiento en fatiga. No me refiero a esa capacidad de las personas de recuperarse de un desastre sino en entrenar el cuerpo (músculos, tendones, articulaciones) pero sobre todo la mente a esa necesidad de seguir aunque el cansancio, y porque no decirlo el dolor muscular, provoque dudas en nuestra mente. Seguir, seguir ... pero no de cualquier forma ... siempre escuchando al cuerpo (eh, jefa)

Los resultados siempre se ven. Hoy ha sido uno de esos días. Cuando realizaba el acercamiento al Cerro, el paisaje era verdaderamente desalentador: viento, frío, lluvia, niebla; en fin, una buena prueba para la mente.

Después de ver que los resultados de la primera subida-bajaba me permitían un nuevo mejor tiempo personal (26'+14'), lo que me ha motivado muchísimo ... y más con el frío que hacía (buen entrenamiento para Transvulcania, eh? ... es broma), tocaba realizar el resto hasta completar 4 horas y 2.000 metros positivos de desnivel. Eso hoy ... mañana otro poquito más ... entrenamiento en fatiga.

... ya se ve ... seguir, seguir ... siempre sale el Sol
Mi recomendación a los lectores; busca ayuda, planifica muy bien tu entrenamiento y disfrutarás de las largas carreras de resistencia.

Vayamos a por el segundo de los objetivos.

2.- Accesos al Cerro de San Pedro:

Los dos accesos principales se pueden realizar para los corremontes que proceden de fuera de la zona por la carretera de Colmenar a Guadalix de la Sierra (M-625) una vez que se abandona la M-607 en dirección a esa población.

Antes de continuar, hay que destacar que la totalidad de las zonas transitadas son de propiedad particular y los terrenos son dedicados a pastos para el ganado. Pasar sin realizar demasiado ruido, llevar a nuestros perros atados durante el paso cerca del ganado y abandonar la zona si los dueños nos lo requieren, ayudará a todo el mundo a gestionar diferentes puntos de vista sobre el derecho de acceso. Algunas gestiones de la FMM están intentando avanzar hacia la búsqueda de una solución definitiva. Ser respetuosos con la propiedad ayudará en el proceso.

Hay otros accesos: Dehesa de Navalvillar y cruce de varias fincas, desde Pedrezuela, desde Guadalix de la Sierra ... todos ellos abandonando el coche a una distancia prudencial. Pero si lo que deseamos es realizar varias subidas al Cerro, éstos son 2 los caminos más directos.

2.1.- Camino normal: desde la caseta (ruinas) de peones camineros (M-625)

Aparcar el coche en una pequeña explanada aledaña a la caseta y cruzar la valla de piedra por encima de un pequeño bloque de piedras; hay una valla metálica que impedía el paso pero que ha sido retirada por el numeroso grupo de personas que acceden.

caseta (ruinas) de peones camineros
La orientación es siempre este con tendencia hacia el sureste; pasar una segunda valla de piedra, lindes de fincas con clara orientación sur.

El camino es muy evidente y en este punto habremos ascendido 200 metros. El camino nos da un pequeño respiro en una zona que asemeja un collado, lugar al que accederemos si tomamos la otra alternativa de acceso.

En el siguiente repecho volvemos a saltar otra valla de piedra hacia el noreste; ahora ya el camino asciende hacia la cumbre en casi otros 200 metros de desnivel.

Cerro de San Pedro (1.425 m.)
Recomiendo, si es la primera vez que se holla la cima, buscar el "libro de ascensiones" que la asociación local colmenareña El Pico de San Pedro se encarga de custodiar cuando está completo. Se encuentra en el antiguamente denominado "buzón de cumbre"

buzón de cumbre que contiene el libro de ascensiones
En mi particular forma de realizar los entrenamientos incluyo una variante para el descenso lo que me permite un ligero quiebro a la monotonía del mismo trazado.

Tomando el mismo camino que el ascenso, al llegar al cruce de la valla de piedra (ahora desde el lado más al norte hacia el suroeste) y unos pocos metros más adelante (3-4 metros) tomar un pequeña traza de senda que desciende dejando un cordal de peñas a nuestra izquierda. Este es el otro camino alternativo de ascenso que paso a describir.

2.2.- alternativa suroeste: desde la Cañada de Cantalojas:

Este acceso se encuentra como 300 metros antes del anterior en un desvío a la derecha que deberemos tomar desde la M-625. Hay que ir con cuidado en el acceso por entrar directamente en una fuerte pendiente.

Al ser una vía pecuaria, el acceso de vehículos está muy restringido y hay que aparcar el coche unos metros más adelante en la zona libre a la derecha del camino.

Acceso alternativo al Cerro
Descender por la pista, lo que ayuda a calentar el cuerpo para los ascensos, hasta completar aproximadamente unos 300 metros; la última parte en ascenso. En la fotografía se aprecia parte del camino.

Antes de llegar a un grupo relevante de peñascos a la derecha del camino (Cerro Escorial) se ve una valla de piedra, una talanquera (puerta metálica) y un pilón que sirve de abrevadero al ganado. A la izquierda de la puerta metálica hay una especie de escalones de piedra que ayudarán a subir la valla.

Al fondo se aprecia un antiguo colmenar
 (lugar vallado donde se depositaban las colmenas)
Fotografía de anterior salida
Tomar el camino marcado con orientación norte; pasados los metros iniciales, el camino queda encajonado entre dos vallas de piedra (calleja) que nos lleva a otra puerta metálica, siempre abierta.

Pasada esta zona, el camino se divide; el de la izquierda, más marcado, lleva a las fincas ganaderas de la zona; el de la derecha nos permitirá el ascenso al Cerro.

Una vez culminado un pequeño collado, como a 2' de ese cruce de caminos, debemos girar a nuestra izquierda 45º con orientación noroeste; unos recovecos entre zonas de grandes rocas nos llevarán a tomar una senda poco marcada que según va adquiriendo altura, nos dirige hacia ese collado que os comentaba en el ascenso por la vía normal.

Siempre tendremos un cordal de rocas a nuestra derecha que nos servirán de referencia en días, como hoy, con poca visibilidad.

Al llegar a ese collado tomaremos el camino de la vía normal.

Este acceso nos llevará algo más de tiempo con unos metros adicionales de desnivel positivo, lo que ayudará a redondear cifras en esos CRx que deseemos realizar.

Cerro de San Pedro desde la carretera
Como resumen, un bello sitio para visitar, entrenar y disfrutar de las bellas vistas de nuestra querida Sierra del Guadarrama.

¡¡Qué disfrutéis!!

Saludos,
José Antonio by Guadarrama Trail

2 comentarios:

  1. Gracias Jose Antonio, por la doble información: Entrenos largos y subida al cerro San Pedro. Muy interesantes!

    ResponderEliminar
  2. Grandes recomendaciones y enorme esfuerzo para detallar los caminos y sendas de ascenso y descenso. Le tengo muchas ganas al Cerro. Gracias por acercarlo un poco más

    ResponderEliminar